Kitur Sevilla, Concesionario Oficial Kia en Sevilla y provincia

Noticias

Cinco vicios al conducir que dañan tu coche

Cinco vicios al conducir que dañan tu coche

Con el paso del tiempo la mayoría de los conductores olvida las pautas de aprendidas en la autoescuela adquiriendo malos hábitos al volante. Estos malos hábitos repercuten en el mantenimiento de tu vehículo. ¿Quieres saber cuales son? Mejora el cuidado de tu coche evitando los siguientes comportamientos al volante:

Cinco vicios al conducir que dañan tu coche:

1º  No frenar ante un badén: Este comportamiento es muy fácil de prevenir, ya que solo tienes que reducir la velocidad del vehículo cuando estés próximo a un badén. Al circular rápido por esta clase de obstáculos puedes dañar las ruedas, llantas o la suspensión del coche. Por ello lo más aconsejable siempre es circular despacio en estas zonas para minimizar el impacto en la suspensión.


2º  Olvídate de apoyar la mano en la caja de cambios:  Uno de los defecto más habituales entre los conductores y del que pensarás que no ocasiona ningún deterioro en el coche es mantener la mano apoyada en la palanca de cambios, provocando un desgaste y holgura en la zona, que provoca que las marchas no se introduzcan correctamente. ¿No crees que esta conducta pueda afectar a tu coche? Pues sí y además su reparación es costosa, ya que para restaurarlo hay que desarmar toda la caja de cambio.


3º  Mantener pisado el embrague, cuando el vehículo está parado: Al mantener pisado el pedal del embrague mientras tu coche está parado, lo único que provocas es un mayor desgaste de la pieza y de todos los elementos relacionados con él. El embrague es una de las piezas más sensibles, al ejercer esta fuerza constantemente ocurre lo mismo que en el caso anterior, la presión crea fricciones y rozamientos internos que dañan al disco. Por ello, cuando estés parado acuérdate de poner el coche en punto muerto.


4º  Detener el motor del coche tras un esfuerzo: Esta conducta afecta sobre todo a los coches con motores turbo. Cuando realizamos algún viaje y circulas por autopistas o autovías a una velocidad máxima de 120 km/h, el turbo alcanza temperatura superiores a los 400ºC en el caso de motores diésel y  500ºC en los vehículos de gasolina.

Si al llegar a tu destino apagas directamente el motor, el aceite que mantiene al circuito puede carbonizarse produciendo una avería en el turbo. Para prevenir imprevisto antes de apagar el coche, mantenlo dos minutos al ralentí, así el sistema de refrigeración y el aceite se enfriaran, solo con este paso conseguirás reducir en más del 90% el riesgo de avería.


5º  ¡No apures más! No conduzcas con el coche en reserva: Conducir con menos de cinco litros combustible garantiza el funcionamiento del sistema de alimentación, pero no protege la bomba de combustible del coche. En los vehículos con inyección electrónica, la bomba que también es eléctrica, está sumergida en el tanque. Por ello para garantizar su correcto funcionamiento la cantidad de combustible debe ser suficiente para su lubricación y enfriamiento.
 

Si aprecias que algo no funciona bien en tu vehículo, no te la juegues y tráelo al Taller de Kitur Sevilla, expertos en reparación y mantenimiento de vehículos.